En la Escuelita he aprendido mucho, en las comunidades nunca participamos las mujeres y veo que en el proceso de la Escuelita se ha perdido el miedo. Veo a las mujeres tan atrevidas, tan emocionadas (...) Aprendo mucho de ellas, de como pierden el miedo, como participan, como hablan y comparten sus experiencias. Me siento muy feliz y he aprendido mucho de las compañeras y de los temas que hemos tocado

Patricia, Tsotsil, , Poconichim