Quiénes Somos

Voces Mesoamericanas, Acción con Pueblos Migrantes, es una organización civil mexicana, constituida formalmente como asociación civil en abril de 2011. Tiene sus antecedentes en el espacio de diálogo y reflexión estratégica sobre Desarrollo y Migración, que en el contexto de la reforma migratoria de Estados Unidos en 2008, llevó a Washington las -Voces Mesoamericanas- que promueven un enfoque de política regional y una visión de mediano y largo plazo que toma en cuenta las causas estructurales, económicas y políticas de las migraciones.

Misión:

Somos una asociación civil que promueve la organización y articulación de sujetos indígenas migrantes para la defensa y ejercicio de sus derechos y la construcción del Buen Vivir en las comunidades transnacionales de Mesoamérica y Norteamérica.

Visión:

Familias y comunidades transnacionales organizadas y movilizadas, reivindican su identidad y experiencia migratoria, y ejercen sus derechos a una vida digna con opciones de arraigo y movilidad en la región de Mesoamérica y Norteamérica.

Visión Institucional:

Ser una organización civil con prácticas interculturales y transnacionales, comprometida y especializada en la autogestión de iniciativas de sujetos migrantes y sus aliados para la construcción de procesos de vida digna con opciones de arraigo y movilidad.

Compromisos:

  •  Trabajamos esperanzados, con imaginación y empeño por una sociedad justa, solidaria y cuidadosa de la tierra como madre y casa común.
Seguir leyendo

 

Compromisos:

  • Nos indignamos por las injusticias económicas y sociales que entrañan las políticas neoliberales, por las distintas formas de violencia y la impunidad, como causas estructurales de los desplazamientos forzados de millones de personas en el mundo y en nuestra región.
  • Creemos en el Buen Vivir y Buen Migrar como horizonte y proyecto político de corto, mediano y largo plazo, que implica reconocer la centralidad de las personas migrantes, sus prácticas subjetivas, contradicciones, aspiraciones y proyectos de existencia en las iniciativas y procesos que impulsamos.
  • Reconocemos y valoramos las contribuciones y aportes de las personas migrantes, sus familias, organizaciones y comunidades a la vida de nuestras sociedades en los países de Mesoamérica y Norteamérica que integran nuestra región migratoria.
  • Compartimos las causas y las luchas de los movimientos que transforman la sociedad, y que en su práctica cotidiana proponen nuevas concepciones y formas de hacer política, ejercer la autoridad y convivir en la pluralidad.
  • Creemos que los proyectos y procesos transnacionales desde abajo, protagonizados por las y los sujetos migrantes, cuestionan los fundamentos y marcos normativos de los Estados-nación y las formas convencionales de la ciudadanía liberal.
  • Fortalecemos las formas propias de las personas migrantes para ejercer responsabilidades y derechos específicos en distintas dimensiones y escalas de la vida transnacional; especialmente aquéllas que enfrentan las formas de exclusión social mediante mecanismos de resistencia y auto-organización.
  • Priorizamos el trabajo de base social y los procesos comunitarios que son participativos, autogestionarios e incluyentes de la diversidad étnica, cultural, política, religiosa y sexual.
  • Promovemos iniciativas y procesos autogestivos orientados a ejercer los derechos de arraigo digno y de movilidad con seguridad humana, en una perspectiva multidimensional (social, política, económica y ecológica).
  • Generamos arraigo, confianza y legitimidad social con las familias, grupos, organizaciones y comunidades con las que compartimos los propósitos de cambio social, practicando la transparencia y la rendición de cuentas.
  • Recreamos relaciones de fraternidad y sororidad en el equipo de trabajo, creando ambientes que favorecen la creatividad, la proactividad, el apoyo mutuo, la espiritualidad y el autocuidado de sus integrantes.
  • Procuramos la coherencia en nuestra práctica diaria y en la interacción con las personas, grupos e instituciones.

  • Incorporamos los principios éticos y políticos de la interculturalidad, la diversidad sociocultural y lingüística, la equidad y justicia entre géneros como condiciones para el Buen Vivir.

¡Déjanos tus comentarios!